Nos sentamos en el suelo con las piernas juntas y estiradas. Cogemos aire por la nariz mientras levantamos las piernas, de tal manera que el cuerpo adopte la forma de una V o de una barca. Mantenemos los brazos estirados paralelos con el suelo ¡Y a navegar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.