Ponte de rodillas y siéntate sobre tus talones. Manteniendo tus nalgas cerca de los talones, baja la parte superior del cuerpo sobre los muslos y pon tu frente sobre el suelo. Relájate en esta posición durante 5 respiraciones largas y profundas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.