Siéntate, estira bien la columna y las piernas. Con una inspiración, sube los brazos hacia el cielo. Con una espiración, baja la parte superior del cuerpo hacia los muslos y coloca las manos sobre las rodillas, las tibias o sobre los pies sin forzar. Vuelve a realizar el movimiento 5 veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.