28 de noviembre de 2020

La clase de Carlos

Web de Educación Física de Carlos

Ayudar con los deberes.

Una pregunta que se me acumula como docente todos los primeros de curso, es padres y madres desesperados sin saber que hacer cuando sus hijos e hijas se niegan a realizar la tarea en casa, y es muy importante tener las cosas claras y saber que somos nosotros los que tenemos la sartén por el mango.

He aquí algunas comentarios al respecto:

Cuando los estudiantes vuelven a casa después de pasar varias horas en clase, tendrán que hacer los deberes después de la merienda. Si tienen dudas, ya no podrán preguntar al profesor pero sí pueden preguntar a sus padres. Te contamos los errores y aciertos de los padres al ayudar con los deberes a los hijos.
Al llegar a casa no hay profesores a los que preguntar las dudas. Te contamos los errores y aciertos de los padres al ayudar con los deberes a los hijos.

Ayudar con los deberes: ¿Qué hay que tener en cuenta?

Los errores de los padres…

1. Hacer los deberes en vez de simplemente ayudarles
Los padres deben resolver dudas, ¡pero sin que sus explicaciones incluyan la respuesta! Será el alumno quien deberá encontrar todas las respuestas. Los hijos deberán saber que sus padres en ningún momento les darán la respuesta que buscan, pero siempre podrán ayudarles si no saben encontrar la respuesta por sí solos.
2. Permitir que los hijos tarden el tiempo que necesiten en terminar los deberes
Los niños deben comprender que existe un límite y que no podrán dedicar toda la tarde a sus deberes de matemáticas o de lengua. Los padres deberán ayudar con los deberes dentro de un horario razonable en el cual deberán haber terminado sus deberes, siempre dejando un margen de cinco minutos pero no mucho más.

Los aciertos de los padres…

1. Enseñar a organizarse
Los padres pueden ayudar a sus hijos a comenzar con los deberes más complicados y dejar para después los fáciles o incluso divertidos. También podrán ayudarles a decidir el tiempo máximo que dedicarán a los deberes, para de esta manera disfrutar del resto de la tarde jugando o leyendo.
2. Controlar que hayan hecho todos los deberes
Los padres deberán mostrar interés, y explicar a sus hijos la importancia de terminar todos los deberes.
Los niños llegan cansados a casa y prefieren jugar o ver la televisión. Será muy importante motivarles para que deseen terminar los deberes. ¿Cómo? Explicando todas las actividades divertidas que podrán hacer una vez hayan acabado.

Fuente: Mundo Primaria.com